16 Oct 19 /

¿Te gustaría aplicar el TRASH COOKING en tu bar o restaurante para ahorrar en tus facturas y triunfar con tus clientes? ¡Sigue leyendo! | Street Lovers

Súmate a la revolución del trash cooking: aprovecha al máximo los alimentos para ahorrar en tu bar o restaurante y cuidar del medioambiente 

Sabías que cuando hablamos de trash cooking simplemente nos referimos a saber cómo reutilizar los alimentos sobrantes? Te gustaría conocer más sobre esta tendencia tan práctica, ecológica y económica para aplicarla a tu bar o restaurante? Si la respuesta es sí, ¡estás en el sitio correcto!

Cuando cocinamos se generan muchos residuos orgánicos: tallos y hojas de verduras, pieles de frutas, recortes de carnes, vísceras de animales... Se calcula que en la actualidad los residuos orgánicos representan aproximadamente el 40% de la basura que generamos. Como media, en un país europeo el 25% de la comida termina en la basura; una comida que muchas veces no ha llegado ni a salir de su envase. Según este estudio de la  ONU para la Alimentación y la Agricultura (FAO), cada año se desperdician mundialmente 1.300 millones de toneladas de alimentos; un tercio de los alimentos que se producen en todo el mundo.

Aquí es donde entra en juego el trash cooking o cocina del aprovechamiento: el arte de saber reutilizar los alimentos sobrantes. Algo que puede sonar muy moderno pero que, como en otros artículos comentados aquí, se trata de una tendencia que recupera e innova algo que ya hacían nuestras abuelas. Por ejemplo, algunas de las recetas que hacían nuestras abuelas para aprovechar al máximo los alimentos sobrantes eran la sopa de pan con cebolla, con pan duro de otro día y las croquetas o los canelones para dar una segunda vida a la carne que había sobrado de algún cocido o estofado. Y es que, en una economía de post guerra con pocos recursos era lógico intentar aprovechar al máximo toda la comida. Ahora, tras una periodo de bonanza económica en el que no se ha tenido en cuenta este aprovechamiento, volvemos a recuperar este amor por la comida por una cuestión de ecologismo, sostenibilidad y por respeto a nuestro entorno y a las futuras generaciones. Y es que, aunque para nosotros la comida no sea un problema, hoy día el hambre afecta a más de mil millones de personas. Es por eso, que en todo proceso productivo y de consumo es de vital importancia minimizar los residuos y saber cómo reaprovechar los residuos existentes; una tendencia gastronómica practicada actualmente por grandes chefs de todo el mundo.

Además, ¿sabías que en muchas ocasiones, lo que se suele desechar de los alimentos es justamente donde se encuentran más nutrientes? Así pues, con el trash cooking no solo estarás ahorrando y cuidando los recursos y el medioambiente, sino que también estarás cuidando la salud de tus comensales.

Aprende a aprovechar al máximo los residuos orgánicos y practica el trash cooking.

Aquí tienes unos prácticos consejos de “El Confidencial” para saber cómo puedes reaprovechar mejor tus residuos orgánicos:

Fruta madura: una buena manera de dar una segunda vida a la fruta madura es elaborar deliciosos y nutritivos batidos y smoothies, o mermeladas para el desayuno. Una forma fácil y rápida de tomar todo lo bueno de la fruta. ¡A los niños les encanta!

Verduras: las cortezas de algunas verduras son ideales para servirlas como aperitivo o como guarnición de platos y ensaladas. Es suficiente con saltearlas en una sartén, con ajo y perejil, hasta que estén doraras y crujientes. ¿Sabías que con la corteza del calabacín puedes preparar unos deliciosos espaguetis de calabacín o Zoodles? Un plato de “pasta” rico y saludable con muchos nutrientes y pocas calorías.

Quesos: los restos de queso duro, que suelen tirarse a la basura, pueden hervirse en leche hasta que empiecen a ablandarse y soltar algo de grasa, para poder reaprovecharlos para otros usos. La leche, con la que se hierve el queso, puede utilizarse para elaborar un sabroso puré de patatas o para preparar una deliciosa masa de una pizza.

Cítricos: su piel es ideal para caramelizar el azúcar, potenciar postres y repostería e incluso para aromatizar infusiones y darle un toque a nuestro aceite de oliva.

Carnes: los restos de carne suelen aprovecharse para elaborar caldos, acompañar platos de pasta y arroz así como para preparar revueltos, croquetas y canelones. Otra alternativa para aprovechar la piel de las aves es prepararla en tempura o tostarla y triturarla; de esta forma se adquieren texturas diferentes que pueden funcionar a la perfección como guarnición o como aliño para ensaladas, sustituyendo al pan rallado.

Pescados: las cabezas y espinas de los pescados son ideales para preparar nutritivos y deliciosos caldos y fumets, que luego podremos utilizar para elaborar sopas y salsas. Las migajas de algunos pescados como el salmón, por ejemplo, son perfectas para decorar y dar un toque de sabor a las ensaladas.

¡Las posibilidades son infinitas! Aquí tienes más ejemplos de cómo dar una segunda oportunidad a tus residuos orgánicos.

 

Y para Trash Cooking o cocina del aprovechamiento, la nueva Ciabattina Trash de Vandemoortele. Una receta elaborada con la Ciabattina di grano duro: una pequeña chapata a base de harina y sémola de trigo, apta para vegetarianos y veganos, acompañada de albóndigas con salsa de tomate, piñones, queso parmesano, cebolla tierna y hojas de zanahoria. Una deliciosa combinación para que aproveches al máximo los residuos orgánicos, ahorres en tus facturas y cuides del medioambiente.

Así que ya lo sabes, piensa qué alimentos utilizas y no aprovechas al 100%, ponle imaginación, y crea tus propias recetas trash cooking.

¡Por un mundo mejor, Street Lovers!

Receta Trash Cooking

 

Sobre Vandemoortele

Vandemoortele es un grupo empresarial europeo de alimentación líder en Europa que fabrica y vende productos  de alta calidad. Vandemoortele se centra en dos actividades: productos de panadería y pastelería congelada, y margarinas, aceites y grasas.

En 2018, Vandemoortele facturó alrededor de 1.400 millones de euros, con 5.100 empleados. El Grupo está presente en 12 países europeos con oficinas comerciales propias y / o sitios de producción. Su sede se encuentra en Gante, Bélgica.

Contacto Noticias

Flore Couvreur
Flore.Couvreur@vandemoortele.com