05 Nov 19

Redescubre tu cultura gastronómica, y la de otros países, y aplícalo a tu bar o restaurante para conquistar a todos tus clientes. ¿Viajamos juntos? | Street Lovers

La comida como identidad: una tendencia gastronómica que nació en el S.XVIII y que sigue más viva que nunca.

¿Te gustaría saber más sobre esta tendencia gastronómica para aplicarla a tu bar o restaurante y sorprender a tus clientes? ¡Pues sigue leyendo!

El ser humano no come únicamente lo que se encuentra en la naturaleza para saciar el hambre, sino que busca más allá para combinar diferentes alimentos, experimentar con ingredientes de otros países e incluso para crear nuevos alimentos fruto de la innovación. Este “amor” por la gastronomía no es inherente a nuestra especie, sino que surgió en el Siglo de las Luces, a mediados del siglo XVIII, cuando los ciudadanos se dieron cuenta que comer era mucho más que un mero hecho de necesidad y/o de placer, y que en realidad se trataba de un ritual que dependía de la historia de cada país, de sus costumbres, de su clima... es decir, era la primera vez que se tomaba conciencia de que comer es parte de la cultura y del patrimonio de un país.

Es por eso, que en el siglo XVIII aparecen los primeros recetarios. Libros muy buscados que llenaban las estanterías de las casas pudientes de la época, haciendo que la cultura gastronómica se extendiera y pasara de los reducidos círculos de la aristocracia a la burguesía; una nueva clase social en alza. Así pues, las recetas a las que solo la nobleza tenían acceso, se “popularizaron” poco a poco hasta extenderse por completo, provocando a su vez la profesionalización de los cocineros, que pasaron de formar parte de la “servidumbre” a convertirse en todo un oficio. Un buen ejemplo es “Manual de anfitriones y guía de golosos” de Grimond de la Reynière; uno de los primeros autores en captar las necesidades culturales de esta nueva clase social emergente; unas costumbres que supo plasmar perfectamente en este manual. Francia, y en concreto París, era la cuna mundial de la nueva cultura gastronómica. Tanto es así, que fue en esta ciudad donde se abrió el primer restaurante público de Europa; el Boulanger: un restaurante dirigido al público burgués de la época donde en la puerta de la entrada se podía leer la siguiente inscripción en latín: “Venite omnes, qui stocmacho laboratis et ego restaurabovos” que significaba: Venid a mi, hombre de estómago cansado, yo os lo restauraré. Expresión de la que nació la denominación restaurante.

La comida como identidad en España: desde Juan Altamiras hasta los restaurantes del mundo.

Aunque, como decíamos, París era la cuna de la cultura gastronómica, en España también se practicó el arte de la gastronomía. Una de las figuras principales de este movimiento fue el fraile y cocinero español Juan Altamiras con su “Nuevo arte de cocina, sacado de la escuela de la experiencia económica” de 1745. Un recetario con más de 200 platos escrito con un lenguaje coloquial y con mucho sentido del humor. Aún hoy en día, podemos encontrar muchos cocineros fascinados por Altamiras; chefs que han cogido toda esa cultura gastronómica de nuestro país y la han sabido recrear en sus cartas teniendo en cuenta las últimas tendencias gastronómicas. Un buen ejemplo de ello es Andoni Luís Aduriz, poseedor de un ejemplar del recetario de Altamiras impreso en 1758 y chef del restaurante Mugaritz; considerado uno de los mejores restaurantes del mundo desde el 2006, según la revista Restaurant.

Hoy en día, ya nadie duda que la cultura gastronómica es uno de los pilares fundamentales de cualquier identidad. Tanto es así que en la actualidad, en las ciudades más importantes del mundo, podemos encontrar muchos restaurantes donde se elaboran comidas de otros países e incluso restaurantes donde estas culturas gastronómicas se fusionan entre sí.
Sin duda, una buena forma de viajar sin salir de tu ciudad:  comida china, japonesa, coreana, india, libanesa, africana, Italiana, cubana... ¡la lista es infinita!

Aquí tienes una lista de restaurantes del mundo en Madrid y otra lista de restaurantes con gastronomías de otros países que encontrarás en Barcelona. Y tampoco creas que hace falta ir a Madrid o a Barcelona para saborear gastronomía de otros países exóticos; solo tienes que buscar en Google qué restaurantes de comida de otros países tienes cerca. Te animamos a visitarlos para inspirarte y coger ideas para aplicarlas a tu bar o restaurante.

Descubre “Del Mondo”. ¡Una receta con mucho mundo!

Y para comida con mucho mundo, la de la nueva receta de Vandemoortele, “Del Mondo”: un exquisito bocadillo elaborado con su Focaccina all’olio, que ya viene precortada y está elaborada con manteca de cerdo y aceite de oliva; acompañada de muslo de pato confitado, pepino, zanahoria, pomelo, cilantro, sésamo, miel, vinagre de arroz, y mantequilla de cacahuetes. Una deliciosa receta mix de diferentes culturas, ¡para que tus clientes den la vuelta al mundo con un solo bocado!

¡Buen viaje Street Lovers!

Receta del Mondo Focaccina All'Olio

Sobre Vandemoortele

Vandemoortele fue fundada en 1899 en Bélgica como un negocio familiar y hemos seguido creciendo y desarrollándonos desde entonces. Durante los últimos veinte años, nos hemos posicionado como líderes de la industria alimentaria europea en dos categorías de producto: Productos de Panadería y Pastelería (BP) y Margarina, Aceites para Cocinar y Grasas (MCOF). Se nos reconoce por ofrecer productos innovadores y de alta calidad.

En el 2021, en Vandemoortele alcanzamos un volumen de ventas de 1300 millones de euros, con 4800 asociados (permanentes y temporales). El Grupo Vandemoortele tiene su sede en Gante, Bélgica. Contamos con oficinas comerciales en 12 países europeos, así como en los Estados Unidos. Operamos en más de 28 centros de producción de alta calidad de toda Europa para garantizar la proximidad en todos nuestros mercados clave. Exportamos desde Europa a 95 países de todo el mundo.

Contacto Noticias

Marc Croonen
marc.croonen@vandemoortele.com